El Puente Está Quebrado

... ¿Con Que Lo Curaremos?

Proyecto que surge hace más de Diez (10) años a partir de la necesidad de restituir el derecho a la educación a niños, niñas y adolescentes que se encuentran fuera de la cobertura educativa en el territorio.

En el 2011 logramos realizar una alianza con la Corporación Infancia y Desarrollo quienes aportan a nuestra experiencia una metodología flexible para implementar con  este tipo de población, logrando un impacto positivo alcanzando la transición de muchos de estos niños y niñas a aulas regulares en las instituciones educativas del corregimiento. Pero  aun así no fue suficiente, cada año llegan a Pasacaballos niños y niñas en condiciones de desplazamiento, además se suma el desinterés de los padres y madres por mantener a los niños en la escuela y peor aún solo hasta diciembre de 2016 se mantuvo  el convenio de la corporación infancia y desarrollo con el distrito de Cartagena, causando una ruptura en el proceso durante todo el 2017, dejando sin atención y sin cobertura a más de 75 niños, niñas y adolescentes en el corregimiento de Pasacaballos.

Actualmente trabajamos con 50 niños,  niñas y adolescentes entre los 8 y 16 años de edad, como beneficiarios de esta nueva etapa del programa; aún no sabemos si nuevamente realizaremos una alianza con esta Corporación ya que en la ciudad de Cartagena inicia un nuevo gobierno, sin embargo estamos en contacto con la Secretaria de Educación y si es factible contar con este apoyo.

Con las tres Instituciones Educativas de Pasacaballos, también mantenemos buenas relaciones ya que dependemos de ellas para que otorguen a los beneficiarios del programa  los cupos necesarios para los que alcanzan nivelarse académicamente,  después que pasen por el proceso de alfabetización y aceleración entrando al grado que le corresponda, con esto abordamos el tema de la inclusión social.

Basados en lo anteriormente expuesto, sigue la necesidad de mantener un espacio para la atención de estos niños, niñas y adolescentes que se encuentren por  fuera del sistema escolar, pues los diferentes flagelos que golpean  a está ´población como la  deserción escolar, el fracaso escolar, trabajo a temprana edad, desplazamiento, entre otras problemáticas, no pueden seguir siendo obstáculos para garantizar el derecho fundamental de la educación. Por eso la fundación madre Herlinda, con el apoyo de Missio, permitirán que este programa siga funcionando en las instalaciones de la Fundación Madre Herlinda, pues todo sea para la gloria de Dios y para el bien de la gente, como lo afirmaba nuestra mentora “La Educación es un camino para el progreso y la Igualdad”. La educación humaniza, es en esencia, pieza fundamental en el engranaje del desarrollo humano, tanto en sus aspectos formales o materiales como en los internos o espirituales; con una orientación hacia el futuro.

El programa además de  apoyo escolar, necesita de apoyo psicosocial y pastoral permanente, se hace necesario brindarles las herramientas para mejorar en las familias beneficiarias del proyecto la parte nutricional y atención Medica Básica e higiene oral, con el fin de fomentar buenos hábitos y desarrollar entornos saludables que propicien la participación activa en los diferentes procesos sobre el cuidado de su salud.

Proyecto que surge hace más de Diez (10) años a partir de la necesidad de restituir el derecho a la educación a niños, niñas y adolescentes que se encuentran fuera de la cobertura educativa en el territorio.

En el 2011 logramos realizar una alianza con la Corporación Infancia y Desarrollo quienes aportan a nuestra experiencia una metodología flexible para implementar con  este tipo de población, logrando un impacto positivo alcanzando la transición de muchos de estos niños y niñas a aulas regulares en las instituciones educativas del corregimiento. Pero  aun así no fue suficiente, cada año llegan a Pasacaballos niños y niñas en condiciones de desplazamiento, además se suma el desinterés de los padres y madres por mantener a los niños en la escuela y peor aún solo hasta diciembre de 2016 se mantuvo  el convenio de la corporación infancia y desarrollo con el distrito de Cartagena, causando una ruptura en el proceso durante todo el 2017, dejando sin atención y sin cobertura a más de 75 niños, niñas y adolescentes en el corregimiento de Pasacaballos.

Actualmente trabajamos con 50 niños,  niñas y adolescentes entre los 8 y 16 años de edad, como beneficiarios de esta nueva etapa del programa; aún no sabemos si nuevamente realizaremos una alianza con esta Corporación ya que en la ciudad de Cartagena inicia un nuevo gobierno, sin embargo estamos en contacto con la Secretaria de Educación y si es factible contar con este apoyo.

Con las tres Instituciones Educativas de Pasacaballos, también mantenemos buenas relaciones ya que dependemos de ellas para que otorguen a los beneficiarios del programa  los cupos necesarios para los que alcanzan nivelarse académicamente,  después que pasen por el proceso de alfabetización y aceleración entrando al grado que le corresponda, con esto abordamos el tema de la inclusión social.

Basados en lo anteriormente expuesto, sigue la necesidad de mantener un espacio para la atención de estos niños, niñas y adolescentes que se encuentren por  fuera del sistema escolar, pues los diferentes flagelos que golpean  a está ´población como la  deserción escolar, el fracaso escolar, trabajo a temprana edad, desplazamiento, entre otras problemáticas, no pueden seguir siendo obstáculos para garantizar el derecho fundamental de la educación. Por eso la fundación madre Herlinda, con el apoyo de Missio, permitirán que este programa siga funcionando en las instalaciones de la Fundación Madre Herlinda, pues todo sea para la gloria de Dios y para el bien de la gente, como lo afirmaba nuestra mentora “La Educación es un camino para el progreso y la Igualdad”. La educación humaniza, es en esencia, pieza fundamental en el engranaje del desarrollo humano, tanto en sus aspectos formales o materiales como en los internos o espirituales; con una orientación hacia el futuro.

El programa además de  apoyo escolar, necesita de apoyo psicosocial y pastoral permanente, se hace necesario brindarles las herramientas para mejorar en las familias beneficiarias del proyecto la parte nutricional y atención Medica Básica e higiene oral, con el fin de fomentar buenos hábitos y desarrollar entornos saludables que propicien la participación activa en los diferentes procesos sobre el cuidado de su salud.